martes, mayo 03, 2005

Una Cuenta Pública más.

Contabilizaba tocándome los dedos uno a uno, como si –efectivamente- no supiera cuantas eran, intentando engañarme para sentir que aún tengo capacidad de asombro, a pesar de la cantidad de tiempo a disposición de la gestión municipal. Trataba de hacerme creer que no sabía, en una comparsa de autocinismo que me diera la oportunidad de hacer una mueca de sorpresa.

Conté 9 dedos, que son 9 cuentas. Inexorablemente 9 años. Estaba en eso. Haciendo un racconto casi publicitario de mi estadía en el Municipio de El Bosque, recordándome del desfile escolar que suspendí por lluvia en un pleno día de sol, de las parafernálicas relaciones con los medios de prensa, del famosísimo y recordado Persa Los Morros, que incluyó desnudos de la tercera edad, y de mi querido y respetable Omar Gárate que vociferaba cada día en su programa ¡Ese. Ese desubicado del Bosque. Ese tal Emilio!

Una vez más se trató del molde establecido, de hecho cada año digo que lo cambiaré, pero ya he comprobado, científicamente, que es imposible. Fue una reunión de 400 dirigentes de organizaciones sociales de las más diversas temáticas esperando que la "autoridad comunal" rindiera cuenta de su gestión del año recién pasado, para luego disfrutar de un número artístico y, finalmente, luchar por un pisco sour que se presenta esquivo entre la multitud reunida en torno al cotelé. El 21 de mayo del Gobierno local, pero con la performance del tira y afloja del canapé mismo, que -por lo general- termina en el suelo con lesionados, ambulancia y una garzona con el culo toqueteado hasta decir basta.

Es curioso que la búsqueda de sorpresa tenga más que ver con el terror que me da el comprobar tantos años en este medio sin darme cuenta que en la inmediatez de la ceremonia -quiéralo o no- suceden cosas extraordinarias que aliñan la estructura desde los primeros tiempos. Siempre. Cada vez que existe un evento –de cualquier índole- voy nutriendo un libro de anécdotas ceremoniales que se canaliza oralmente ante audiencias insospechadas.

Este año no fue la excepción y me tropecé con ebrios de toda índole. Sin embargo, lo que más me llamó la atención fue una manifestación de las Juventudes Comunistas que irrumpieron en el aula para demostrar su descontento con la educación, enarbolando un discurso revolucionario, antisistémico y desde la ética del proletariado para finalmente terminar en la misma disputa por el canapé. Pintoresco, por decir lo menos.

Me fui con la misma sensación de siempre, esta vez escuchando a Kevin Johansen. Estuvo bien, pudo estar mejor...

6 Comments:

At 6:46 p. m., Blogger Agneshka said...

creo que todos hemos estado en lugares peleando por nuestro canape y pisco sour, en las inaguraciones uno encuentra el lugar exacto para hacer la encerrona al garzon. pero no sabia que cada día es más facil comprar los ideales.

 
At 11:18 a. m., Blogger Emilio said...

Sorry. Estos son los beneficios de la Edición ante la inminente polémica. Gracias a todos por participar.

 
At 11:20 a. m., Blogger Clo said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At 5:02 p. m., Anonymous Estornudo said...

Como decía "Capulina" ..."me hache achi".......

 
At 1:01 p. m., Blogger Emilio said...

Amigos y Amigas: Vale la pena redundar y señalar que en este Blog no hay lugar para la descalificación de personas, para la mala onda. No estoy en contra de la diversidad de ideas, de la contraposición, de la sana discusión, pero ojo lamentablemente existe gente que se confunde y pierde el rumbo. Y sí censuro es para -simplemente- apagar la descalificación, terminar con el ninguneo y la falta de respeto.
Gracias a todos, quienes contribuyen a generar Buena onda y enriquecer al otro.

 
At 3:40 p. m., Blogger Ricardo said...

Recordemos también el memorable y masivo acto de la Teletón.
Param, pamparam, pampaaaaram. 24.500-03.
Saldo: 20 asistentes, escuálidos aportes y ningún herido.

Ricardo Morales Wolter
Ex RRPP, ex PS, ex ante , ex post

PD: ¿Alguien sabe dónde queda Bosque Sur?

 

Publicar un comentario

<< Inicio